Cómo conseguir trabajo durante la
pandemia y la marca personal

Harakiri / Luis David García

@ldgarcia_mkt

¿Alguna vez has buscado tu nombre en Google? De acuerdo con una encuesta de trabajo realizada recientemente a través de distintas plataformas de trabajos el 75% de los adultos en México y otros países de Latinoamérica admiten haberse buscado a sí mismos en Google alguna vez, aunque ni siquiera la mitad de ellos creen que los resultados encontrados sean positivos para su imagen.

De acuerdo con Forbes, el 85 por ciento de las empresas, reclutadores y profesionales de recursos humanos realizan el mismo ejercicio de búsqueda para contratar a una persona, y aseguran que la reputación online de un candidato influye en la toma de decisiones de algún modo, mientras que la mitad de ellos afirman que una reputación online fuerte influye de manera positiva.

Ante esta situación, el manejo de una marca personal se vuelve fundamental ante la crisis de desempleo que atraviesa el país, y podría ser determinante a la hora de buscar nuevas fuentes de ingresos, crecimiento profesional o nuevos horizontes profesionales.

De manera reciente, el Banco de México anunció que la tasa de desempleo podría superar el 10.7 por ciento, lo que significa millones de personas sin trabajo y mayor competencia por los puestos disponibles. El confinamiento ocasionado por el Covid-19 representa una de las crisis laborales más relevantes en la historia de nuestra nación y muchos se encuentran atravesando esa problemática sin soluciones palpables y efectivas para conseguir un ingreso y destacar entre las solicitudes infinitas en distintas plataformas para conseguir trabajo.

Sin embargo, no todo está perdido, las nuevas dinámicas de Home Office y el aprovechamiento de las herramientas digitales han abierto nuevos panoramas para quienes se han quedado sin empleo o bien buscan aprovechar el tiempo en casa para ser más productivos, lograr un incremento o una mejor posición en donde laboran. Para lograrlo es necesario implementar mecanismos adecuados que permitan una mejor proyección de nuestro perfil personal y los productos o servicios que podemos ofrecer a las empresas y a la misma ciudadanía durante esta temporada de pandemia.

Esto es un hecho, las empresas han modificado sus métodos de contratación y han recurrido a la búsqueda de referencias adicionales al curricular como las redes sociales y las plataformas y perfiles que complementan la información sobre nuestro desempeño, nuestros conocimientos y nuestra influencia en la sociedad.

Ante este escenario, desarrollar o fortalecer una buena marca personal es fundamental para lograr mejores resultados al momento de buscar un empleo, pero también es una excelente opción para incursionar en los esquemas de trabajo freelance (prestación de servicios de manera autónoma), contratación temporal, emprender un negocio o vender servicios en los que somos expertos mediante capacitaciones, talleres y asesorías.

Nos encontramos ante la oportunidad de demostrar que las habilidades que hemos adquirido para trabajar de manera diferente y darnos cuenta que nuestra preparación y nuestra experiencia sirven para algo más; para tal efecto debemos desarrollar la capacidad de comunicarnos de manera efectiva dejando claro cuáles son los valores agregados que hacen la diferencia en cuanto a nuestros perfiles.

En términos prácticos, la marca personal es la opinión arraigada que los demás tienen de nosotros, como resultado de exponernos en un determinado nicho o sector del mercado y se convierte en lo que los demás perciben y recuerdan de nosotros en un determinado área profesional.

Aplicado a la búsqueda de empleo o búsqueda de oportunidades profesionales en general, se plantearía con el siguiente ejemplo: Un empleador (reclutador, empresario, directivo, gerente, institución, particular, etc.), tiene la necesidad de contratar a un Director de logística, un Administrativo-contable, u electricista, pintor, profesor, (o cualquier perfil, piensa en el tuyo) y antes de publicar una oferta o buscar en internet tu nombre viene a su cabeza para contactarte primero.

Trabajar en nosotros ante estas circunstancias de desempleo y falta de oportunidades nos ha cambiado en lo individual y ha resaltado la necesidad de tomar consciencia de lo que podemos utilizar como herramientas de difusión para comunicar de una mejor manera lo que hacemos.

Plataformas como LinkedIn y la reciente incursión de Facebook en el mercado laboral, hacen necesaria que la migración a estos mecanismos sea lo más pronto posible para incrementar las posibilidades de éxito de los aspirantes.

Implementar estos nuevos mecanismos de marketing, comunicación y redes sociales aumentan en un 50 por ciento las posibilidades de contratación y una correcta aplicación disminuye las tasas de rechazo que en empresas americanas alcanza hasta el 70 por ciento de negativas a candidatos que se basan en información encontrada en la red.

Contacto: https://cutt.ly/Zff8LwS
Correo: [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *