La movilización y la estrategia digital ¿Cuál ganará la contienda del 2021?

Luis David García / Harakiri
@ldgarcia_mkt

La mayor elección en la historia del país se llevará a cabo en medio de la contingencia sanitaria ocasionada por el Covid -19, lo cuál evitará la realización de eventos masivos y llevará a los comicios al terreno digital, por tal motivo para los partidos políticos, la consolidación y movilización de estructura y la comunicación en redes sociales y plataformas en línea serán los principales factores de la próxima contienda electoral que se avecina como una de las más complicadas, fiscalizadas y monitoreadas.

Algo deben de tener claro los partidos políticos y los aspirantes: y es que en el país todavía no sirven los bots, ni los likes para votar por un candidato, sin embargo, también se debe considerar que la conversación digital, las tendencias y los posicionamientos en redes sociales, cada vez muestran mayor impacto en la toma de decisiones de los usuarios en las distintas plataformas; llamados a la acción a través de las mismas ya han sentado grandes precedentes durante el año pasado, como el paro nacional de mujeres y, como ejemplo en otros países, a través de movimientos como el #BlackLivesMatters.

En este sentido, la estrategia de comunicación digital será de suma relevancia para los involucrados, ésta disputa permitirá, en ese escenario, un piso parejo para los llamados partidos grandes y los de nueva creación o chicos, al menos en cuanto a los canales, pero no en lo relacionado con la ejecución de recursos y pautados.

No obstante, el mensaje, los contenidos y las acciones realizadas por los institutos serán de suma relevancia, obteniendo el beneficio, el agrado y la viralización de materiales como la canción de Movimiento Ciudadano, o el castigo del electorado por la utilización de actores y personajes públicos para tratar de influir en las preferencias como la estrategia realizada por el Partido Verde Ecologista de México.

La batalla de la percepción, se dará en las redes sociales y los medios de comunicación; esta vez serán mensajes de video, canciones y líneas discursivas las que suplan la realización de eventos masivos para mostrar el músculo electoral, lo cual podría afectar a los partidos grandes como el PRI, PAN o Morena, abriendo un abanico de oportunidades, que los otros actores políticos podrían utilizar para lograr un mejor posicionamiento.

Hay que tomar en cuenta que la estrategia digital estará supeditada a los grandes procesos de monitoreo implementados por plataformas digitales en colaboración con las autoridades; el pautado, la equidad, la violencia de género, además, las campañas alternas y de contraste, estarán bajo la lupa de las nuevas figuras legales que pondrían en vilo candidaturas, registros y resultados electorales.

Finalmente, en el área digital, será de suma relevancia determinar cuál será el mensaje disruptivo o innovador que deberán mandar los partidos para lograr conectar con las audiencias, que logre la atención de los ciudadanos habidos de un cambio sustancial en la manera de hacer política, y que serán bombardeados con mensajes y contenidos por los miles de candidatos a elección popular.

Para muchos otros conocedores y sabedores del tema político-electoral, es claro, será una lucha de estructuras y la capacidad en la consolidación y movilización de estas durante el día de la elección.

La búsqueda de estructura ya tiene a partidos como PRI, PAN, PRD, Nueva Alianza, y otros más, en la búsqueda de alianzas locales que les permitan generar buenos dividendos, pues el voto de castigo, no será suficiente para quitarle a Morena la mayoría de ayuntamientos y escaños en el Congreso de la Unión y en el Congreso del Estado, que, para muchos opinólogos, es la prioridad del gobernador Barbosa, en el caso de Puebla, para mantener el tránsito de sus propuestas y el poder en el estado.

Sin la oportunidad de realizar congregaciones masivas, Morena y el resto, estarán sujetos a los esfuerzos de movilización el próximo 6 de junio y el predominio del partido en el poder, del estado que prefieran, dejará pocas oportunidades en este rubro, y para ejemplo, el botón de Hidalgo y Coahuila.

Los partidos pues, deberán de encontrar los caminos que les permitan acuñar de la mejor manera estos dos grandes factores que serán los determinantes en el 2021.

Y bueno a pesar de toda la terminología y frases rebuscadas, no hay hilos negros, una vez más se resume a las llamadas campañas de aire y tierra; lo que determinará los resultados serán los que orquesten la operación en ambos rubros. ¿Para ti cuál es el más importante?

Déjame tus comentarios en @ldgarcia_mkt o escríbeme a [email protected]

Hasta la próxima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *