Municipios

Leobardo Rodríguez involucrado en otro caso de moches de la administración claudista

Manolo Zitle

Se descubre un nuevo escándalo de corrupción en la administración municipal de Claudia Rivera Vivanco a través de una licitación amañada de quien fuera secretario de Administración del Ayuntamiento de Puebla, Leobardo Rodríguez Juárez quien habría aceptado una camioneta con valor de más de 600 mil pesos a cambió de garantizar la adjudicación de un contrato para el suministro de material eléctrico.

El exfuncionario claudista, quien actualmente ocupa la primera posición en la planilla de regidores de la candidata de Morena-PT a la presidencia municipal de Puebla, habría aceptado una camioneta Volkswagen Tiguan 2019, con valor de 630 mil pesos, a cambio de la adjudicación de un contrato a favor de José Federico Arellano González, revela una investigación realizada por Almanaque y El Incorrecto.

La camioneta de lujo usada por Leobardo Rodríguez durante la campaña de Rivera Vivanco, que fue personalizada con propaganda electoral de la candidata morenista, pertenece a José Federico Arellano González, quien fue favorecido con un contrato del Ayuntamiento de Puebla por 497 mil 575 pesos para la compra de insumos eléctricos, como cables, bases para medidores y tubos, lo que representa un delito al otorgar un contrato a cambió de un obsequio o moche.

Se evidencia que el contrato fue realizado a través del secretario de Administración del Ayuntamiento, Leobardo Rodríguez Juárez; la directora de Recursos Materiales, Ilse Stephani Sánchez Domínguez y la directora de Asuntos Jurídicos, Mónica Campos Enriquez.

Cabe señalar que no es la primera vez que Leobardo Rodríguez se ve involucrado en un acto irregular, ya que él fue el encargado de realizar la compra de ventiladores para apoyar a pacientes de Covid-19, los cuales fueron rechazado por el gobierno del estado al descubrir que eran aparatos usados ​​que no cumplían con los requerimientos sanitarios para su adecuado funcionamiento.

Mónica Campos Enríquez. Cabe señalar que no es la primera vez que Leobardo Rodríguez se ve involucrado en un acto irregular, ya que él fue el encargado de realizar la compra de ventiladores para apoyar a pacientes de Covid-19, los cuales fueron rechazado por el gobierno del estado al descubrir que eran aparatos usados ​​que no cumplían con los requerimientos sanitarios para su adecuado funcionamiento.

Mónica Campos Enríquez. Cabe señalar que no es la primera vez que Leobardo Rodríguez se ve involucrado en un acto irregular, ya que él fue el encargado de realizar la compra de ventiladores para apoyar a pacientes de Covid-19, los cuales fueron rechazado por el gobierno del estado al descubrir que eran aparatos usados ​​que no cumplían con los requerimientos sanitarios para su adecuado funcionamiento.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba