Viral

Estos son los 7 episodios de los Simpson que todo abogado debe de ver

Para distraerte nada mejor que ver a Lionel Hutz, el abogado de los Simpson, en acción en estos 7 episodios que todo abogado y estudiante de Derecho debe ver.

Dentro de los cientos de entretenidos capítulos de los Simpson, seguramente te has dado cuenta de que muchos están relacionados con demandas y problemas legales, todos con el humor único de la famosa serie.

Lionel Hutz, es el abogado de los Simpson que toma parte de varios episodios participando siempre de procesos judiciales muy divertidos y enredados, siempre al puro estilo de la serie.

Para los que no lo recuerden Hutz, es el abogado que hace mucho tiempo perdió la cordura, con una dudosa moralidad y con su oficina en un centro comercial. Descubre los 7 capítulos más divertidos relacionados a procesos judiciales.

1. Bart contra el señor Burns

Lionel Hutz representa a los Simpson cuando Burns arrolla con el coche a Bart. Aunque sus lesiones son muy leves, el abogado convence a Homer para llevar a juicio a su jefe. Las declaraciones poco creíbles de ambos les obligan a intentar un acuerdo económico, pero tras una primera negociación fallida, la honestidad de Marge juega una mala pasada al abogado, que pierde definitivamente el juicio y la indemnización de medio millón de dólares, para desesperación de Homero.

2. Marge contra el señor Burns

Si hubiera tenido unos buenos apuntes de derecho laboral nuestro abogado no habría encontrado tantos problemas cuando fue contratado por Marge para demandar al señor Burns por despido injustificado y acoso sexual. Pero cuando Hutz se presenta ante el dueño de la central nuclear para decirle que tienen “testigos, precedentes y un kilómetro de pruebas”, éste consigue intimidarle simplemente enseñándole su nutrido equipo de abogados… a la vista de los cuales Hutz huye despavorido.

3. Homer contra el capitán McCallister

Homer demanda al restaurante “El holandés frito” por incumplir su eslogan publicitario “Todo lo que puedas comer”. Hutz, abogado defensor de Homer, desempolva sus apuntes de derecho mercantil y plantea la demanda como “el segundo caso más clamoroso de publicidad fraudulenta tras La historia interminable”. ¿Resultado? Homer gana el juicio y el capitán se ve obligado a aceptar que coma todo lo que quiera… mientras lo utiliza como publicidad para atraer la atención de otros clientes.

4. Apu contra Marge

La familia Simpson contrata por segunda vez los servicios de Lionel Hutz para defender a Marge, acusada de robo porque olvidó pagar una botella de whisky en la tienda de Apu. Pero el resultado es desastroso: el abogado confiesa que ha atropellado varias veces al hijo del juez y sufre un fuerte síndrome de abstinencia en mitad del juicio. Desaparece de la sala para llamar a su terapeuta y vuelve sin pantalones, ante la desesperación de Marge, que finamente es condenada.

5. Satán contra Homer

¿Cuántos estudiantes de Derecho querrían enfrentarse a un caso similar? Lionel Hutz asume la defensa de Homer cuando éste vende su alma al diablo, que se presenta bajo la apariencia de Ned Flanders, por una rosquilla. Probablemente tus apuntes de derecho no recojan un caso similar… ¡pero Hutz consigue ganar el juicio! Gracias, eso sí, a una providencial intervención de Marge, que muestra una foto del día de la boda en la que un romántico Homer había escrito que su alma pertenecía a su esposa para siempre.

6. Jack Lacoste contra Freddy Quimby

En este capítulo Hutz representa a un camarero francés que acusa al sobrino del alcalde de agresión. Con un jurado popular de dudosa categoría, el abogado basa su defensa en la pésima reputación de Freddy. Pero poco antes de dictarse la sentencia, Bart decide confesar que lo vio todo, aunque eso suponga admitir que aquel día no fue a clase: se demuestra que fue la propia torpeza del camarero la que le provocó las lesiones y, una vez más, el defendido de Hutz pierde el juicio.

7. Bart contra Krusty

La victoria más sonada de nuestro abogado fue probablemente la que obtuvo representando a Bart en la demanda que, muy a su pesar, éste puso a Krusty. Después de tragarse una arandela metálica que venía dentro de una caja de cereales del famoso payaso, Bart tiene que ser operado de urgencia por una inflamación del apéndice y Hutz consigue una indemnización de 100.000 dólares para su defendido, de los cuales Bart sólo recibe 500. El resto lo tuvo que usar Hutz… para pagar a su propio equipo de asesoramiento legal, dada la complejidad del caso.

 

Con información de Teoría del Derecho 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba