Viral

Lo corren de un buffet por comerse 15 platos de pasta.

La historia de este hombre se hizo viral, y el restaurante recibió cientos de críticas, por lo que decidió invitarlo a comer.

Con un video, João Carlos Apolonio denunció en sus redes sociales que lo sacaron de un restaurante estilo buffet sólo por consumir 15 platos con pasta e intentar pedir otros ocho, en Sao Pablo, Brasil.

En la grabación, se observa la mesa llena de platos vacíos, mientras que el brasileño señala que el establecimiento no cumplió con su promoción, la cual consistía en que el cliente podía comer todo lo que quisiera por un costo de 19.90 reales.

“Al principio todo iba bien, me pedí 10 platos y me los trajeron, fueron cinco lasañas, tres ñoquis y dos fideos”, contó el trabajador de la construcción, quien también se dedica a pintar.

Después sorprendió al mesero, cuando en lugar de pedir la cuenta, ordenó ocho platos más, de los cuales, cuatro eran porciones de lasaña y otras cuatro de ñoquis.

El hombre comentó que decidió entrar al lugar para aprovechar la promoción, porque ni siquiera tenía mucha hambre, pues había desayunado varias piezas de pan.

Cuando hizo dicho pedido, el mesero pensó que el hombre no se acabaría toda la comida, así que le advirtió que pagaría una multa de 9.90 reales si no consumía todo lo que había ordenado.

Ante la respuesta del mesero, João sonrió y le dijo: “Puedes estar seguro de que me vas a pagar para que deje de comer”.

Tras esta tanda de comida, pidió cinco más: tres ñoquis rellenos y dos fideos, por lo que el restaurante se los sirvió más llenos para intentar que se llenara; sin embargo, su plan no funcionó, porque su cliente pidió otros ocho más.

“El mesero me miró con los ojos abiertos y le aclaré que con este último pedido ya terminaba y no iba a seguir, porque había comido ocho panecillos en la mañana”, dijo el hombre en entrevista para medios locales.

Cuando hizo este último pedido, notó que personal del restaurante comenzó a movilizarse, después se acercó el gerente a la mesa y le pidió que se retirara.

“Él me llamó para hablar y me pidió que me fuera. Por favor, ¿aceptaría una propuesta? No tienes que irte, no te estamos obligando, pero si te vas ahora te devolvemos el dinero y no tienes que pagar nada”, narró.

Luego sacó su teléfono celular para grabar lo que le habían hecho en el restaurante.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba