La opinión

Envidia: cuando quieres que a los demás les vaya bien, pero no mejor que a ti…

¿Alguna vez has sentido envidia de algún amigo o amiga? descubre qué dice eso de ti.

En esta ocasión reflexionaremos sobre el sentimiento de la envidia, ¿por qué ocurre? y ¿cómo podemos llevarla por el camino del crecimiento personal?, además resuelve la pregunta que muchos de nosotros nos hemos planteado alguna vez en nuestras vidas ¿existe realmente la envidia buena y  la mala?  Tómate el tiempo de leer y encuentra la respuesta a estos cuestionamientos.

Cuando combinamos el enojo, la tristeza y el deseo se produce la envidia, sin embargo ¿por qué una persona crea ese sentimiento? Bueno pues déjame contarte que la envidia será el reflejo de un deseo frustrado por tu inseguridad.

Envidia de un amigoSiempre será mejor rechazar o sabotear lo que no te sientes capaz de tener para seguir justificando la inseguridad que sientes por ti  [email protected], por ejemplo si un amigo tuyo compra una casa, probablemente sentirás tristeza  por ti y el deseo de tener una también, lo más cómodo  será negar y demeritar el logro de él, tal vez tu pensamiento te dirá -de seguro esta pequeña y en mala ubicación, por eso la pudo conseguir- Con esta idea lograste evitar tu inseguridad y quedarte cómodo con esta posición.

Aceptar que tu inseguridad te hace incapaz de celebrar los éxitos de tus seres amados, es el primer paso para comenzar a creer más en ti y liberarte de la envidia. Entonces la pregunta es la siguiente  ¿cómo podemos llevar este sentimiento  por el camino del crecimiento personal? 

Transforma la envidia por admiración

 

Admirar a una persona es enfatizar de manera positiva el logro que haya tenido, esto hace que tú te motives para obtener lo mismo, y el reconocimiento que le des sea honesto y no haya necesidad de sabotear dicha acción.

Es decir, retomando el ejemplo de hace rato, cuando tu amigo te muestre su casa, reconoce que el esfuerzo que hizo para obtenerlo es digno de aplaudirse y cuando sientas tristeza y el deseo de tenerla, contéstale a tu cabeza -mira como si se puede, el lo logro y también podré lograrlo- este pensamiento te motivará y hará que creas más en ti sin necesidad de envidiar.

Y entonces ¿existe la envidia buena y la mala? pues no,  envidia es envidia y ya sabes cual es su significado, lo único que hará la diferencia es el enfoque que le des, si la canalizas en admiración será benéfica para ti, pero si la conservas en el sabotaje entonces la envidia será negativa y destructiva en muchas áreas de tu vida.

Te invito a que te des la oportunidad de comenzar a reconocer y sentirte feliz por los logros de los demás, confía en que muchas veces los demás mostrarán caminos que también puedes seguir y motivarte, te aseguro que te sentirás  pleno y la sonrisa que muestras será sincera siempre.

Como siempre te dejo mi número de contacto y redes sociales para cualquier duda o comentario, deseo que esta lectura te sirva para reflexionar y contribuya a tu crecimiento personal.

Dra.Diana Juárez Cotzomi

He dedicado parte de mi vida colaborando y promoviendo la salud mental a familias, parejas, niños, adolescentes y adultos. Siempre buscando el bien común y ejerciendo mi profesión con amor. Soy directora de Centro Midice, psicoterapeuta, tallerista y conferencista.

Contacto: [email protected]

Facebook: Centro.Midice

Whatsapp: 2226821075

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba